Sindicatos europeos apoyan a Coca Cola en Lucha en España

NGG de Alemania, CGT de Francia y LBC/NVK de Bélgica junto con la organización internacional IUF participan en una sesión de trabajo y un día de acción en Madrid.

Después de la fusión de varias embotelladoras de Coca-Cola Iberian Partners la empresa está llevando a cabo una importante reestructuración de la cadena de producción en la región. Está haciendo recortes de plantilla drásticos y cerrando pequeñas plantas. Es una tendencia general que afecta a los trabajadores y trabajadoras de varios países europeos. La fusión de Coca-Cola European Partners se usa por parte de la empresa para imponer grandes recortes de puestos de trabajo. Trabajadores y trabajadores desde Portugal a Alemania pasando por Reino Unido se están viendo forzados a la precariedad y a aceptar la flexibilización de su jornada laboral. Entendiendo la necesidad urgente de una respuesta colectiva a estas derivas comunes, los y las trabajadoras de Fuenlabrada junto con sus familias y aliados se organizaron como “Cola Cola en Lucha” y le dieron un impulso a la coordinación de la lucha conjunta.

Comisiones Obreras (CC.OO.) organizó una reunión de dos días entre los sindicatos del sector a nivel nacional e internacional en Madrid los días 17 y 18 de Enero de 2017 con el apoyo de la Rosa Luxemburg Stiftung, oficina de Madrid. En esos días, alrededor de 15 sindicalistas de Alemania, Francia, Bélgica y organizaciones internacionales, se unieron a sus colegas españoles para intercambiar información de la situación actual de Coca Cola, ante la inminencia de despidos masivos a nivel europeo. También se discutieron acciones conjuntas a futuro.

CC.OO. quien organizo el evento, les explico a los y las compañeros la situación en Fuenlabrada (localidad en la que se sitúa la planta) que es realmente complicada. Después de un despido masivo de alrededor de 800 trabajadores/as hace 3 años, algunos/as tuvieron sentencias de readmisión gracias a la lucha. Sin embargo, la planta está casi desmantelada en la actualidad: ya no hay producción y es un centro de logística.  Los y las trabajadoras que quedan en la planta (alrededor de 200) no tienen las mismas condiciones que tenían. El centro logístico, como todos y todas las sindicalistas pudieron ver en una visita al mismo in situ, no es tal. En definitiva, la empresa tiene una estrategia de cierre de la planta, a espaldas de las necesidades del personal.

Durante la sesión de trabajo el NGG dio información sobre por ejemplo el decreciente número de empleados/as en Alemania, que paso desde los 12.000 trabajadores/as en 2007 a solamente 8.000 en 2016, con 30 pequeñas plantas cerradas. De forma sorprendente, la demanda de los productos de Coca Cola ha subido, de tal forma que se produce más con menos trabajadores, lo que conlleva mayores niveles de absentismo y estrés laboral.

En Francia los y las trabajadoras se enfrentan a una situación similar, aunque los dividendos se distribuyen un poco mejor. Aun así hay más bajas laborales, sobre todo entre las mujeres. En Francia se están llevando a cabo huelgas de dos horas para presionar para un marco de negociación colectiva.

El representante belga del LBC/NKV explico que están negociando sobre la flexibilidad que la empresa está tratando de imponer distribuyendo los turnos del personal con poca antelación, y por tanto empeorando sus condiciones de trabajo.

IUF mostro apoyo a los y las trabajadoras en las luchas a través de la asistente del Secretario General Sue Longley, quien asistió a las reuniones y al día de movilización. Asimismo EFFAT envió una carta a los/as trabajadores/as de Coca Cola mostrando su apoyo para tan valiosa lucha. 

Esta reunión de dos días fue un espaldarazo a la lucha y el trabajo sindical del día a día en las plantas, mostrando la resistencia a las estrategias del capital internacional con un trabajo sindical valiente y continuo que después de esta reunión se internacionaliza. Pronto los sindicatos van a firmar un manifiesto y es probable que se den acciones a nivel europeo en los próximos meses.

Este tipo de movilización, que tiene que ver con la ayuda mutua y la solidaridad entre los y las trabajadoras de diferentes países de Europa, es más relevante hoy que nunca. Están afectados por los mismos planes de reestructuración de la directiva de Coca Cola y la única forma que tienen para responder de forma efectiva es organizarse cruzando fronteras ante la arrogancia de las empresas de este tipo. Es solo de estos conflictos y de la lucha de clases que surgen y crecen desde abajo que podremos hacer posible otra Europa. Solo coordinándonos, aprendiendo, y apoyándonos los y las trabajadoras de Coca Cola podrán ganar su lucha. Y si así es para ellas y ellos lo es también para todos y todas las que luchan por una Europa diferente.

Video: Sindicalistas europeos apoyan a l@s trabajador@s de Coca Cola Fuenlabrada